Sustentabilidad Cultural y el cambio del modelo.

Sustentabilidad Cultural y el cambio del modelo.

Cuando Horacio Capel, phd en Geografía de la Universidad de Barcelona,  dice que la Ciudad es el mejor invento humano, que nos permitió un desarrollo nunca antes visto por la humanidad, no puedo estar más de acuerdo con él. Sin embargo tras esta aseveración rápidamente aparece una pregunta, quizás un poco injusta con la ciudad, y es; ¿cuándo la ciudad perdió el rumbo de la cooperación?, cuando como sociedad decidimos pasar de la colaboración a la competencia, cuando fue que decidimos  negar la base de nuestra biología, de que somos seres sociales.

Cuando entendemos que la ciudad es el mayor producto cultural de la historia humana, lo hacemos entendiendo que la ciudad hizo alcanzar por primera vez,  una masa crítica de personas, que permitió un intercambio de ideas nunca antes visto,  que dio paso al florecimiento de nuestras culturas tal cómo las conocemos hoy en día.

Entendemos así, que fundamos nuestras ciudades basados en la cooperación y el encuentro, pero qué pasó para que tan bello invento se transformara en verdaderas máquinas de segregación y abuso, cuando fue que nuestras ciudades pasaron de tener un germen colaborativo colectivo a uno competitivo individualista, cuando fue que nuestras ciudades perdieron el rumbo.

Si observamos el acontecer político Nacional (.cl), podemos ver que la gente exige, mejor educación por sobre todas las otras demandas sociales. Educación y salud, son la base en para la igualdad de oportunidades, son la base de una justicia social, que nos permitiría a cada uno desenvolvernos según el máximo de nuestras capacidades.

Sin embargo el modelo actual imperante en la sociedad, es el de libre mercado, donde la oferta y la demanda se deben regular una a la otra, donde los mercados no son perfectos y por ende hay ganadores y perdedores.

Sin embargo en nuestras actuales ciudades parece que hay cada vez más perdedores y cada vez son menos los ganadores. La ciudad es el fiel reflejo cristalizado de nuestro espíritu social. Nuestra actual forma de hacer ciudad es la forma de replicar el modelo, poniendo énfasis al parecer sólo en el crecimiento, dejando a sus habitantes como meros consumidores frente al modelo.

Entender quizás que el cambio del modelo puede y debe comenzar con la ciudad, es entender que el modelo debe partir de un modelo de sustentabilidad cultural, un modelo que busca el enriquecimiento del aservo cultural creado por nuestras ciudades y que sin duda este valor siempre termina transformándose en riqueza. Sin embargo cuando nuestro modelo se desvía a esta externalidad positiva y lo transforma en su fin, (que es la acumulación y generación de riqueza), nuestro modelo cooperativo en el cual se basaron nuestras ciudades y que nos permitió ser la especie más exitosa sobre el planeta, se puede volver rápidamente contra nosotros.

 Entender la diferencia entre valor y precio se hace fundamental para poder dar un giro al modelo.

Quizás el primer paso para retornar a un modelo orientado a la cultura, y a nosotros como seres sociales, es la incorporación  de un valor cultural a las metodologías de evaluación neoliberal. Un valor traducido en un precio mucho menor del real posiblemente, pero un valor nuevo incorporado a las metodologías de evaluación financiera realizadas por los modelos de competencia.

El modelo actual, no aguanta, las clases dirigentes no parecen entender, hace más de 60 años John Nash (Premio Novel de Economía) dio una lección al mundo, que el mundo se niega a entender, y que en la cooperación se encuentra el máximo beneficio, por sobre la competencia.

¿Y entonces cual es el rol de nuestras ciudades? ¿cual es el valor de nuestra cultura?

Piero Mangiamarchi
About Piero Mangiamarchi

Arquitecto y Magíster en Arquitectura PUC Chile. Socio fundador de 3370 Studio, oficina de investigación aplicada a arquitectura y diseño, se ha desempeñado principalmente en ámbitos relacionados a la arquitectura y producción cultural. Temas: Patrimonio, políticas e Institucionalidad, desarrollo urbano y cultural. More Posts

Leave a comment