Carnaval Río Mapocho

Carnaval Río Mapocho

El río Mapocho es sin duda un referente en el paisaje de la ciudad de Santiago, no precisamente por su uso o por su actual caudal, sino simplemente por ser un hito en la fundación de Santiago tal como Pedro de Valdivia lo describió en 1941 y que decidió la ubicación  del primer emplazamiento del país.

El río Mapocho sin embargo en la actualidad parece ser un residuo urbano, un lugar habitado sólo por los sin techo, y que alberga de forma transitoria una que otra protesta en su lecho, en un espacio abandonado a la suerte de nadie. Y que a pesar de su condición actual, resulta imposible negar que forma parte del imaginario colectivo de los santiaguinos, siendo un referente del paisaje urbano de Santiago.

El Mapocho como su nombre lo indica en mapudungun (Mapu-chun-ko) significa “agua que se pierde en la tierra”, que no sólo describe su condición pre conquista, sino ante todo parece predecir el destino futuro del actual río. Un río que se pierde quizás ya no en la tierra, sino el olvido del asfalto de la ciudad. Un río más parecido a un canal con un pasado glorioso que ahora sólo existe en fotografías y recuerdos.

Quizás hace falta que una figura central que se haga cargo de su legado histórico y cultural, quizás hace falta un poco de voluntad de ciertas instituciones en no sólo reconocer tiene un valor desdibujado en la memoria colectiva, sino un valor claro en lo histórico, lo estético, lo social para volver a tener un valor en cuanto a su uso.

Sin embargo su valor estético se ha perdido con el tiempo, su valor de uso no existe, y el valor social producto de la memoria es cada día más débil. Lamentablemente el valor histórico que posee el río no basta sino se transmite a la ciudadanía y esto no es posible si los habitantes de Santiago no tienen acceso ni contacto con el río.

Este abandono del Mapocho se hace más evidente cuando las actividades masivas, sociales y culturales, se llevan a cabo en los por todo Santiago y sólo como una rara excepción y algo que sale completamente de la noma  se realiza alguna actividad en el lecho del  río como algo anecdótico y de poca importancia.

Una agenda pública para la programación del río es necesaria, una parrilla programática es lo que hace falta para comenzar a reconectar a la sociedad con el río que nos vio nacer como país. Que sea capaz de llevarnos a su lecho con alguna excusa que sea capaz de reconciliarnos con nuestro pasado y nuestra historia. Quizás un carnaval para el Río Mapocho.

Piero Mangiamarchi
About Piero Mangiamarchi

Arquitecto y Magíster en Arquitectura PUC Chile. Socio fundador de 3370 Studio, oficina de investigación aplicada a arquitectura y diseño, se ha desempeñado principalmente en ámbitos relacionados a la arquitectura y producción cultural. Temas: Patrimonio, políticas e Institucionalidad, desarrollo urbano y cultural. More Posts

Leave a comment