Mitos asociados al uso de la bicicleta.

Mitos asociados al uso de la bicicleta.

El uso de la bicicleta como medio de transporte se ha transformado en una alternativa saludable, sustentable y más económica que el transporte convencional para desplazarse por las concurridas calles de Santiago. Sin perjuicio de sus beneficios, los usuarios de la bicicleta han sido víctimas de la falta de regulación y de la poca empatía de peatones y conductores de vehículos motorizados.

A pesar de que no existe ninguna Ley o Reglamento que regule de forma orgánica el empleo de la bicicleta como medio de transporte, la Ley Nº 18.290 del Tránsito considera a la bicicleta como un vehículo y desde ahí establece ciertas características con las que se debe cumplir, el problema es que estas disposiciones, en la práctica, no son de público conocimiento y ni siquiera muchos de los usuarios de la bicicleta las conocen.

El primer mito que hay que derribar, es que al tenor de la Ley del Tránsito, la bicicleta es considerada como un vehículo, por lo que el ciclista goza de los mismos derechos que el resto de los conductores a utilizar las vías de desplazamiento existentes en la ciudad, es más, la misma Ley permite que dos ciclistas utilicen una calzada con igual preferencia que cualquier vehículo motorizado.

Otro mito relativo al uso de la bicicleta corresponde al funcionamiento de ciclovías. En las calles que existan ciclovías su uso será obligatorio y exclusivo para los ciclistas, en estos casos no existe la alternativa de desplazarse por la calzada y los peatones no tienen derecho de utilizarlas como veredas.

También corresponde a un mito que los ciclistas no deben cumplir con ninguna exigencia técnica y de seguridad. La Ley del Tránsito establece la obligación de contar con elementos reflectantes, utilizar casco protector en zonas urbanas y advertir de forma previa toda maniobra de viraje (para este caso mantener el brazo del lado correspondiente extendido horizontalmente).

En vista del mínimo marco legal que existe y del aumento de ciclistas en nuestra ciudad, se hace imperioso que el legislador se haga cargo de la falta de regulación y se establezcan instrumentos que propendan a la protección y al incentivo del uso de la bicicleta, como aumentar y mejorar la red de ciclovías, invertir en señalética urbana, implementar medidas que tiendan a educar a la población en el uso responsable y respeto de la bicicleta, etc.. En el fondo sentar las bases normativas para potenciar al cien por ciento el uso de este medio de transporte, permitiendo la seguridad de sus usuarios y contribuyendo a la descongestión y descontaminación de la ciudad.

Creative Commons License
Mitos asociados al uso de la bicicleta. is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 3.0 Unported
Gustavo Arellano
About Gustavo Arellano

Abogado de la Universidad de Chile. Se ha desempeñado principalmente en ámbitos relacionados con el Derecho Ambiental. More Posts

Leave a comment