Bicicletas como medio de transporte: la construcción social del miedo

Bicicletas como medio de transporte: la construcción social del miedo

Los beneficios de la bicicleta son muchos. A nivel individual, como deporte ayuda a la salud, combate el sedentarismo, en definitiva, promueve una vida más saludable.  A nivel de ciudad, la bicicleta es un medio alternativo que no contamina y además que utiliza un espacio menor a de un vehículo motorizado en la vía pública, lo cual es un beneficio sobre todo en grandes ciudades.  Con todo lo que implica saber de estos beneficios, parece ser que la instalación de una cultura de ciclistas ha sido muy lenta.  Esto se debe a una serie de factores tantos institucionales como sociales que hace que las personas tengan temor a utilizar este medio de transporte.

La Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET) realizó un diagnóstico que analizó espacialmente los accidentes de tránsito con participación de bicicletas en el Gran Santiago entre el 2008 y 2011.  Uno de los datos que llama la atención es que el número de accidentes y el número de fallecidos producto de accidentes con participación de bicicletas, ha disminuido considerablemente desde el 2008.  Y es precisamente en este mismo periodo donde, según el mismo estudio, comienza a aumentar el número de ciclistas debido a que en este periodo se inauguran las ciclovías.  En este sentido, a pesar que es evidente que cada vez existen menos accidentes que involucran bicicletas, las acciones entorno al uso de la bicicleta siguen perpetrando fuertemente la asociación entre el peligro o la inseguridad y el uso de este medio de transporte.  Si bien han aumentado las campañas que incentivan el uso de la bicicleta, veremos como a veces estas acciones pueden generar el efecto contrario.

El sociólogo Dave Horton ama las bicicletas y ha procurado estudiar en profundidad un fenómeno que parece contradictorio: cómo un medio de transporte que tiene un sinnúmero de beneficios es percibido por un segmento importante de la población como una actividad peligrosa.  Horton ha llegado a la conclusión que el miedo a la bicicleta se construye socialmente mediante mecanismos que intentan fortalecer la cultura del miedo.  Analizando la realidad del Reino Unido, Horton llega a la conclusión que este miedo se construye y refuerza de tres maneras: la educación vial, las campañas que fomentan el uso del casco y la separación de la bicicleta del tránsito motorizado.  La educación vial porque no sólo se enfoca en aquello que genera el peligro en la calle (vehículo motorizados), sino en sus potenciales víctimas y que se enfocan en resaltar la forma cómo ellos pueden escapar del peligro o ser menos vulnerables.  En relación al uso de cascos, hay diferentes visiones, muchas de las cuales giran en torno a saber si realmente el uso del casco reduce o aumenta las posibilidades de accidentes y/o lesiones a la cabeza.  Finalmente, sacar a los ciclistas de la calle hacia ciclovías exclusivas nuevamente fomenta la visión de que la calle es peligrosa y la ciclovía otorga un espacio más seguro para el ciclista, reforzando el monopolio de los vehículos motorizados en las calles.  Los más jóvenes, dice Horton están creciendo con la idea que andar en bicicleta es una actividad que debe realizarse lejos de los autos.

Otro tema aparte es la imagen, muchas veces negativa hacia los ciclistas.  Y claro, donde la costumbre es el monopolio de los autos, el ciclista aparece como alguien ajeno que ocupa este espacio que según lo habitual, no es suyo.  Además considerando que, en casos como Chile, no está regulado el uso de bicicleta como medio de transporte, los ciclistas según Horton aparecen como sujetos que inciviles, que incumplen la ley (y esto es reforzado en los medios de comunicación).

En definitiva, vemos como estas creencias y medidas aplicadas paulatinamente en Chile van cobrando fuerza lentamente.  Y si bien, temas como ciclovías se perciben como avances a favor de los ciclistas, lo cierto es que es preciso avanzar para expandir el uso de la bicicleta aún más…inculcar la cultura del miedo no va a ayudar.  La experiencia señala que mientras más ciclistas hay, más seguro es andar en bicicleta.  Y para tener más ciclistas es preciso revertir la idea de que el andar en bicicleta es inseguro, pues los esfuerzos en hacer de esta actividad algo más seguro, pueden generar precisamente lo contrario.

Creative Commons License
Bicicletas como medio de transporte: la construcción social del miedo is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 3.0 Unported
Christine Bailey
About Christine Bailey

Socióloga Universidad de Playa Ancha, Magíster en Políticas Públicas, University of Sydney, 2012. Se ha desempeñado principalmente en temas de seguridad ciudadana en el sector público. Temas: seguridad ciudadana, desarrollo humano, género. More Posts

Leave a comment