PRMS-100: tres mitos y un camino de discusión y trabajo.

PRMS-100: tres mitos y un camino de discusión y trabajo.

La modificación 100 al Plan Regulador Metropolitano de Santiago (MPRMS-100), que hoy se tramita en Contraloría luego de haber sido dos veces devuelto (septiembre, 2011 y agosto, 2013), supone una consolidación del mecanismo de desarrollo urbano condicionado, como forma de abordar el crecimiento de la ciudad.

Sin embargo, las críticas a esta modificación han apuntado básicamente a aspectos ambientales, de participación ciudadana y de crecimiento de la ciudad. Respecto de lo primero, la propuesta estaría vulnerando la institucionalidad ambiental vigente, al no haber sido sometida a evaluación ambiental estratégica. Sobre lo segundo, se señala que el proceso de tramitación no habría sido participativo, como le sería exigible a una modificación de este tipo. También se ha dicho que esta modificación impulsaría el crecimiento de Santiago, atentando contra el desarrollo de otras regiones y por consiguiente aumentando el centralismo.

Lo cierto es que la propuesta de la MPRMS-100 ha sido sometida al sistema de evaluación de impacto ambiental, siendo aprobada en esa instancia, lo cual ha sido reafirmado por Contraloría, tanto en sus 2 dictámenes anteriores en que devolvió la propuesta sin haber cuestionado este aspecto, como también en un dictamen reciente que particularmente indica que la propuesta no debe ser sometida a una evaluación ambiental estratégica.

Por otra parte, la participación ciudadana para estos instrumentos de planificación territorial, como lo establece la Ley General de Urbanismo y Construcciones, se realiza a través de los municipios. Sin perjuicio de aquello, el proceso de la MPRMS-100 constó de muchas más instancias de participación (sesiones ampliadas del CORE y asesoramiento técnico permanente en su comisión de ordenamiento territorial, reuniones con representantes de gobiernos locales, la sociedad civil y otros interesados en la propuesta).

En tercer lugar, el crecimiento de la ciudad se da con o sin PRMS. La ciudad crece no porque existan estos instrumentos, sino por otros factores. Bástenos mencionar sólo los factores económicos y laborales para explicarnos de forma más certera el crecimiento. El rol de la planificación no es generar o detener el crecimiento, sino hacer que éste se desarrolle de la mejor forma posible, anticipándose, definiendo visiones y objetivos  de ciudad consensuados, y velando por su cumplimiento mediante un “rayado de cancha” adecuado.

El crecimiento de Santiago requiere de un desarrollo urbano integral, en todas sus formas: reconversión, regeneración, densificación, renovación y también por cierto en extensión. Ésta última forma no es mala per se, pero sí es quizás la forma que más requiere de una planificación sólida, con una visión definida y clara del territorio, con capacidad de anticipación y capaz de integrar y coordinar intersectorialmente diversos instrumentos y mecanismos (planes, políticas, inversiones y proyectos).

En esto, el mecanismo de desarrollo urbano condicionado, que es el corazón de esta modificación, juega un rol principal. Siendo ésta la tercera generación de condicionamiento (1° ZODUC-ADUP, 2° PDUC), es preciso analizar el PRMS-100 bajo este prisma. Más aun, considerando que los PDUCs, que debieron servir de referencia para esta modificación, aun no están aprobados por el Estado.

Con el desarrollo condicionado se le cargan todos los costos al privado, permitiéndose a éste urbanizar a cambio de ejecutar a su cargo, vialidad, áreas verdes, equipamientos, además de “regalar” parte del suelo para vivienda social. Como es de suponer, estas mitigaciones deberán ser aprobadas por varios organismos de forma parcializada (MINVU, MOP, Transportes, Municipios), lo que podría llevar a repetir tardanzas y trabas ya conocidas con los PDUC.  Por tanto, el llamado para el Estado y la discusión pública es a, centrándose en el desarrollo condicionado, revisar el aprendizaje reciente y perfeccionarlo, adelantándose a ese y otros tipos de conflictos que, de aprobarse el PRMS-100, inevitablemente surgirán y evidenciarán una vez más los graves defectos de nuestra planificación urbana.

Creative Commons License
PRMS-100: tres mitos y un camino de discusión y trabajo. is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 3.0 Unported
About Carlos Carvajal

Arquitecto y Magíster en Proyecto Urbano P.U.C. Chile. Se ha desempeñado principalmente en ámbitos relacionados al Desarrollo Urbano y la Planificación Regional, en el sector público y privado. Temas: desarrollo urbano, planificación regional, ordenamiento territorial, proyectos de inversión pública, gestión y evaluación de proyectos urbanos. More Posts

Leave a comment